Soñé con él

@font-face { font-family: “Calibri”; }p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal { margin: 0cm 0cm 10pt; line-height: 115%; font-size: 11pt; font-family: “Times New Roman”; }div.Section1 { page: Section1; }

El “joven” era menor que yo, pero pelado. Divertido, gracioso, reclamón y bipolar. A veces lleno de ira y otras, en el pozo infinito del dolor. Se había separado y disparaba de chincol a jote.

Me gustaba hablar con él porque siempre halagaba (el pelo, la blusa, el color) y porque le gustaba ser un rompe todo, alzarse a sí mismo como el más valiente en contra de todo lo establecido para el hombre y la mujer.

Un día soñé con él. Yo estaba desnuda y risueña, él trabajaba muy concentrado y afanado, allá debajo de mi ombligo. Lo suave de su tacto hacía que sucesivas oleadas de calor subieran por el vientre hasta mi cara. No veía yo sus ojos ni escuchaba su voz, pero le sentía hacer… Con todo cuidado y primorosamente, él bordó un encaje en mi pubis y yo me reía y disfrutaba.

Al otro día disfruté más decírselo a la cara: “Soné contigo y me hacías esto”… él se sorprendió, dijo “gracias”, puso cara de estar pensando…  y entonces comprendió que ni en sueños podría penetrarme.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: