Letras al oído

Y si nos coreamos letras al oído, y si alcanzamos la mesosfera entre voces de otros, y si bebemos el vino narcótico, y si cumplimos el hazme.

Déjame dolor, déjame colores en mi cadera de tu recuerdo, Para luego untar mis dedos en  MI otra, y llevarme los jugos a la boca , el jugo del efecto  de tu respiración acelerada…

Que gruña la espalda una y otra vez, sin misericordia, que el agua que tenga que correr entre mis piernas, sea la que me hagas brotar, y que brote el color que sea , que los vellos de tu sexo se incineren en el dar sin ver rostros… mientras me lamo   entre mis dientes lo que no fecundó,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: