El deseo

Piel que reclama el deseo,
éste sin dueño ni tiempos.

Impávido, sin fronteras
en la muralla blanca
de tu esperma tibia,
que energiza la tierra.

Gira tu rostro, atrévete a
no enmudecer el placer
que gime por dentro,
donde habitan
fantasmas orgásmicos
que quieren florecer.

Hazte presente, con o sin
perlas azules…

 

 

Nota: La imagen es gracias a Ameet Dhapulkar. Se puede visitar su Flickr y su página Web en www.ameet.in

  1. Gracias por esta perla!

  2. Jorge Neira Sánchez

    Bien elaborado, echo de menos una profundización temática en el tratamiento de la emoción o una breve historia adjunta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: