Untada ya de la espesura lechosa

dispuesto el cuello

descorrida su falda

entreabierta

.

acaricio el borde inmóvil

escurre

ávido el líquido

hacia sus entrañas………..prófugo

.

mientras el fuego abrasa

las persianas jugosas de metal ardiendo

la huella grasienta

de tantos pigmentos

resbala lenta

sacudiendo el caldo antiguo

de algún recuerdo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: