“Sala caer la cama…”

Sala caer la cama. Mis muslos plásticos y el vello peinado. Y entonces rojos los labios que beben y el calor en tu pierna es mío. No, no brilla, brillo yo y un sabor nuevo. Entonces el silencio y afuera, la nieve. Espero una mano tibia y escapo de tu ojo.

A %d blogueros les gusta esto: