“No sé desde dónde…”

No sé desde dónde escribir sobre género. Desde dónde comenzar este tema que parece no tener un principio definido, claro. Ni siquiera un planteamiento serio, trascendente, a nivel personal en determinado momento de mi niñez o adolescencia. Me gustaría decir que todo comenzó aquel lejano quince de noviembre del año milnovescientos noventa y cinco, pero nada. Apoyar, no apoyar, existir, respirar. Lo mismo. Lo postmoderno, este popurri. Estas faldas escocesas dentro de aparentes perfectos cuerpos orientales después del arribo de la Marina Inglesa a Japón. Este brillo globalizado y eléctrico-angustiante. Este nacer donde-nodonde. No me identifico. No sé cuál es el lugar en que  empieza el corte de un cuerpo que dicen es mio y que parecía ser tuyo y de nosotros. Nuestro. Y la lesbiana de mi curso aborreciéndome porque no tengo piernas flacas ni culo pequeño ni caderas inexistentes. Porque soy políticamente incorrecta dentro de la política de la lesbiana de mi curso.

No transo. Pero estoy transando. Al decir, al pensar, al detenerme, lo estoy forzando (siento que lo estoy forzando). Así que tengo que pensar en esa, mi última historia que si tuvo una fecha o dos o tres y que no las recuerdo, las maté. Se trataba de una historia en la que tú eras tú y yo era yo y tú podías ser yo y yo podía ser tú. No estábamos marcados. No era nomás estar yo arriba y tú abajo mirando el kamazutra. Era que necesitabas ser otra cosa y lo entendí tácitamente. Pero pasó que no bastaba con eso ni con  las constantes y caras sesiones con la psicóloga. Entonces, desde nuestra historia postmoderna-clásica-oriental me vuelvo tonta, homofóbica, normal. Me quedo ficcionando argumentos para una historia que sí tenga una salida en este siglo malparido. Me como mi discurso antigénero porque decidiste perderme y decidiste extrañarme y decidiste convertir los recuerdos en realidad melodramática. Porque constantemente recuerdas la mano apretada contra las uñas al pegar el puñetazo que no te daría la victoria y aún así no te sabes tomar en serio. Ni a mi ni a ti ni ni ni ni… ah.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: